•  
  •  
  •  
  •  
  •  

En un mundo cada vez más globalizado, la ciberdelincuencia, mediante el acceso a la tecnología, acecha desde cualquier parte del planeta a niños y adolescentes. Entonces también se requiere que los Estados y las autoridades del mundo actúen coordinadamente para protegerlos y sancionar a los agresores.
Veamos el siguiente caso:
En un esfuerzo conjunto entre las autoridades de Irlanda y Rumania, se logró la condena de un ciberdelincuente que provocó el suicidio de un adolescente.
Hace 2 años, Iulian Enache, de 31 años, consiguió con engaños que el adolescente irlandés, de 17 años, Ronan Hughes, comparta sus fotos ìntimas. Luego Enache lo chantajeó y le pidió dinero a cambio de no hacerlas públicas. Hughes no pudo pagar el rescate y Enache cumplió su amenaza. Agobiado por esa situación, Hughes se suicidó en junio de 2015, unas horas después que las fotografías fueron compartidas en línea.


Luego de una esforzada investigación de la policía de ambos países, Enache fue capturado y ahora tendrá que cumplir una sentencia de 4 años de prisión, condena que le impuso un juzgado de Rumania.
Hughes fue víctima de la modalidad delictiva de chantaje de webcam, por el que las víctimas son engañadas prar compartir fotos íntimas, y luego el ciberdelincuente le exige el pago de un rescate si no, le dice que distribuirá las fotografías entre familiares y amigos.
Enache se declaró culpable la semana pasada después de comparecer ante un tribunal de Timisoara, en el oeste de Rumania, su país de origen, acusado de chantaje y de producir y distribuir imágenes indecentes de niños.
James Mullen, inspector jefe de detectives del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI), dijo que había sido una investigación compleja y prolongada durante dos años, en la que participaron la policía rumana, la PSNI, Europol y la Agencia Nacional de la Delincuencia (NCA).
La unidad de delincuencia cibernética de la PSNI pudo rastrear hasta Rumania la computadora utilizada para chantajear a Hughes y trabajó estrechamente con la policía local para localizar al sospechoso. Enache fue arrestado en octubre del año pasado en una operación conjunta entre la PSNI y la policía rumana.

(con información de The Guardian)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *