•  
  •  
  •  
  •  
  •  

En Gran Bretaña se ha registrado un récord de 89 mil casos de robo de identidad digital en el primer semestre de este año, informó el Servicio de Prevención de Fraudes Cifas.
La entidad señala que al día ocurren unos 500 casos de robo de identidad digital en servicios online realizado por ciberdelincuentes que suplantan a los usuarios a fin de robar dinero, comprar artículos, tomar un préstamo o un seguro de automóvil.
Simon Dukes, director ejecutivo de Cifas, dijo a The Guardian: “Hemos visto que los intentos de fraude de identidad aumentan año tras año, ahora están alcanzando niveles epidémicos, con identidades robadas a un ritmo de casi 500 al día … Los delincuentes están enfocando sin cesar a los consumidores y las empresas. Deben estar alertas a la amenaza y hacer más para proteger la información personal “.
El robo de identidad es uno de los tipos de cibercrimen de más rápido crecimiento, y los expertos dicen que los criminales están usando tácticas cada vez más sofisticadas. Los estafadores han sido cada vez más expertos en los robos de cuentas de correo electrónico y hacerse pasar por un constructor, abogado u otro comerciante. Algunos clientes han perdido considerables sumas después de ser engañados en el envío de dinero a las cuentas bancarias de los criminales.

En muchos casos, las víctimas ni siquiera se dan cuenta de que han sido blanco de un cibercrimen hasta que les lega una factura por algo que no compraron, o experimentan problemas con su calificación crediticia al solicitar una hipoteca o préstamo.
Para tener acceso a la información personal de su víctima, como nombre, fecha de nacimiento, dirección y banco los hackers tienen una variedad de formas, desde robar cartas y hackear correos electrónicos, hasta obtener datos desde la “web oscura”, y también obtienen información que algunas personas comparten en las redes sociales.
Ha habido casos de personas que fueron atacadas después de publicar una foto de su nueva tarjeta de débito o crédito en Facebook, Twitter o Instagram, lo que significa que han hecho público su número de 16 dígitos, la fecha de caducidad, el nombre del titular de la tarjeta, facilitando al delincuente todo lo que necesita saber para robar la identidad de esa persona.

(Con información de The Guardian)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *