•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pasado fin de semana, en un programa de noticias dominical apareció la denuncia de 2 usuarios de la tarjeta CMR del Banco Falabella que habían sido “usadas” sin autorización de los titulares para realizar compras online y para acceder a un préstamo. Ninguno de los usuarios se ha percatado que han sido víctimas de un cibercrimen, de un delito informático, en el que Falabella también tendrá que responder por no tomar las medidas de ciberseguridad adecuadas para evitar el robo de información clasificada de sus clientes.
Los casos aparecieron en el Facebook de Katherine Andrade, quien el 27 de julio publicó una queja contra el Banco Falabella por el uso por terceros de su tarjeta CMR. Casi inmediatamente, su reclamo fue acompañado por varias decenas de casos similares, en que los usuarios de esa conocida tarjeta de crédito, pues había sido utilizada sin el conocimiento de los agraviados.


Sin su autorización, Falabella le otorgó a Andrade un préstamo de S/. 11,100.00, pagadero en 30 cuotas, que casi inmediatamente fue transferido a la cuenta de un tercero (Carla Calderón Villanueva por un monto de S/. 9,520.00). Andrade llamó infructuosamente al banco y luego se apersonó a la agencia del Open Plaza – San Miguel, donde fue atendida por la promotora comercial Danerick Toribio quien demoró en bloquear la tarjeta CMR, por lo que la transferencia fue realizada.
Andrade presentó su queja a Falabella, que le informó que mientras procede (o no) su reclamo, tenía que pagar las cuotas establecidas en el préstamo. También ha hecho la denuncia al Instituto de Defensa del Consumidor –INDECOPI–. Pero todavía no hay visos de solución.
En el Facebook de Andrade, también Christian Sac del Águila dio a conocer su caso. El 24 de agosto de 2016 se percató que a través de su tarjeta CMR se realizaron compras en Iquitos. Christian Sac, vive, trabaja y estudia en Lima, y ha demostrado al Banco Falabella y a INDECOPI que en la fecha de su queja no estuvo en Iquitos. “… ya va a cumplir 1 año (la queja ante Falabella), estoy en apelación y no se da solución definitiva, eso de 2 meses en ser resuelto es FALSO”, escribió.
TrendyTech intercambió mensajes con Sac del Águila y le preguntamos si ¿Falabella acepta que hay fallas en sus sistemas de e-commerce? Nos dijo que por escrito el banco le ha respondido que “no acepta” que haya fallas en la seguridad en los sistemas de e-commerce. “Se ha cerrado en que su sistema de seguridad es perfecto, pero no hay forma que eso sea cierto… los consumos se hicieron en provincia… fueron 12 operaciones, a partir de la tercera operación me encontrabaja en línea con la banca telefónica, y lo increíble fue que demoraron una barbaridad para bloquear mi tarjeta”.


“Nunca perdí mi tarjeta, y todos los consumos fueron por la web del mismo banco CMR”, explicó Sac, quien tiene denuncia interpuesta en INDECOPI y también esta pensando hacerlo ante la División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología de la Policía Nacional.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *